Tim Burton's Town

La web más veterana sobre Tim Burton en español

Sleepy Hollow

(Sleepy Hollow, 1999)

Sleepy Hollow En principio esta adaptación del relato de Washington Irving iba a ser un proyecto modesto a dirigir por el experto en efectos especiales Kevin Yagher. Sin embargo, la historia finalmente fue a parar a manos de Tim Burton, lo que convirtió la película en una producción de Serie A. Además, el guión fue finalmente pulido por el prestigioso Andrew Kevin Walker, autor del libreto de Seven.
Probablemente, salimos ganando con el cambio porque casi con seguridad Kevin Yagher (quien finalmente constó en los créditos como co-productor y co-adaptador de la historia) no le habría dado a la historia el toque gótico y romántico de Burton.
Johnny Depp (en su tercera colaboración con el director tras Eduardo Manostijeras y Ed Wood) encarna a un detective de Nueva York que, a finales del siglo XVIII se traslada a una pequeña localidad para investigar los misteriosos asesinatos de un supuesto jinete sin cabeza (Christopher Walken). Allí conocerá a Katrina (una rubia Christina Ricci) de la cual se enamorará.
Tim Burton, gran aficionado al cine fantástico y de terror durante su juventud, rindió en esta ocasión un homenaje a las películas de terror de la productora británica Hammer (de hecho, Christopher Lee, el inolvidable Drácula de los filmes de esta compañía, realiza una pequeña intervención al comienzo de la historia).
Sleepy Hollow
Y nadie como Burton para transmitir esa atmósfera gótica, oscura, esa excelente ambientación con ese pueblo, esas casas, los espantapájaros tan burtonianos, las nubes negras en el cielo, el árbol retorcido… Como ocurre en todas las realizaciones de Burton, la ambientación resulta el aspecto más logrado, sin embargo, el trabajo en el guión de Andrew Kevin Walker hace que la historia mantenga el interés hasta el final, con misterio, falsos culpables… siendo, tal vez, los únicos aspectos reprochables los ocasionales toques de humor por parte de Johnny Depp en sus comportamientos y en sus instrumentos estrafalarios.
Destacar la banda sonora del inseparable Danny Elfman, con predominio de violines, reforzando como nadie el tono sombrío de la historia.
Calificación:estrellaestrellaestrellaestrella