Tim Burton's Town

La web más veterana sobre Tim Burton en español

Pesadilla antes de Navidad

(The nightmare before Christmas, 1993)

Poster Pesadilla antes de NavidadAunque en sentido estricto, Pesadilla antes de Navidad fue dirigida por Henry Selick y no por Burton, la posterior carrera como director del primero (progresivamente a peor como demuestran James y el melocotón gigante y Monkeybone) y las características típicamente burtonianas de la película, demuestran que se trata de una película 100% Tim Burton en la que, aún siendo productor, introdujo su sello personal al completo.
La idea de la película surgió durante la etapa de Burton en Walt Disney. Diez años después, tras el éxito de las dos partes de Batman y de Eduardo Manostijeras, la compañía del ratón Mickey quería volver a contar con el director. Además, desde la resurrección de la compañía con La sirenita, estaba mucho más abierta a experimentar cosas nuevas en el mundo de la animación.
Imagen Pesadilla antes de NavidadAsí surgió Pesadilla antes de Navidad, la primera y, por ahora, única película animada de principio a fin con el poco utilizado método de animación stop motion, consistente en una animación mediante muñecos fotograma a fotograma. (Esta técnica ya fue utilizada por Burton en su corto Vincent, técnica que siempre le ha entusiasmado al director).

Y para realizar este viejo proyecto contactó con varios de sus colaboradores de siempre: en el guión, Caroline Thompson (Eduardo Manostijeras) y Michael McDowell (Bitelchús), en la banda sonora, Danny Elfman, quien compuso una colección de canciones geniales (e incluso aparece en los créditos como productor)…
La película cuenta la historia de Jack Skellington, rey de la ciudad de la fiesta de Halloween, quien, cansado de su rutina de todos los años, decide suplantar a Santa Claus, con nefastos resultados.
El resultado fue una película genial, deliciosa, con una colección de canciones de Danny Elfman (quien incluso llega a cantar como Jack Skellington) maravillosa, un verdadero hito de la animación, perfecta, injustamente olvidada ese año en los Oscars.

Los burtonismos son fáciles de observar en este film: Jack Skellington representa la figura del outsider, quien no se siente a gusto con la gente que le rodea, los toques expresionistas de la ciudad de Halloween cuyos personajes, aunque terroríficos despiertan más ternura que miedo, el contraste del mundo de colores y fantasía de la ciudad de Navidad, etc…
Posteriormente, Burton volvería a colaborar con Henry Selick como productor de su siguiente película, James y el melocotón gigante, que volvía a utilizar la técnica del stop-motion en buena parte de su metraje (y que era inferior a Pesadilla…) A su vez, también ejerció de productor de otro film, Cabin boy, dirigido por Adam Resnick y protagonizado por Chris Elliot (de la serie de TV Búscate la vida) con bastantes puntos en común con el cine de Burton. Sin embargo, esta película fue un fracaso y por aquí tan sólo aparecido en vídeo con el título de Caos en alta mar, siendo una película meramente curiosa y simpática.
Calificación:estrellaestrellaestrellaestrellaestrella