Tim Burton's Town

La web más veterana sobre Tim Burton en español

La novia cadáver

(The corpse bride, 2005)

La novia cadáver Pesadilla antes de Navidad supuso en 1993 un pequeño hito dentro de la animación al tratarse del primer film animado mediante la técnica del stop-motion o animación fotograma a fotograma. Burton ha confesado desde siempre su predilección por este estilo de animación, la cual ha demostrado en su corto Vincent, en la mencionada Pesadilla antes de Navidad y algunas de sus primeras películas cuentan con efectos realizados mediante esta técnica (en Mars Attacks Burton pretendía animar a los invasores marcianos a través de stop-motion, idea que tuvo que ser desechada ya que alargaría el rodaje en demasía) Ahora vuelve a retomar la animación en una película que recupera el espíritu de Pesadilla antes de Navidad, no sólo por el estilo de animación, sino también por su tono lóbrego, gótico, macabro pero infantil al mismo tiempo, sin que ello signifique que nos encontremos ante una secuela de la anterior.

Y es que la historia es totalmente independiente de la anterior. Inspirada en un cuento popular ruso y ambientada en el siglo XIX, aquí nos encontramos con Víctor, un joven tímido que es obligado a casarse en una boda concertada con Victoria, unión con la que las familias de ambos pretenden resolver sus problemas de solvencia. Tras unos frustrantes ensayos prenupciales, Victor escapa al bosque, donde por accidente coloca su anillo de boda en el dedo de una novia muerta, la cual le toma por marido. Ésta se lo lleva a donde ella vive, el mundo de los muertos, lo que provocará el consecuente deseo de Victor por regresar al reino de los vivos donde debe estar y terminar de consumar su auténtico matrimonio.

Para este nuevo proyecto animado, Tim Burton se ha rodeado de algunos de sus colaboradores habituales: en el guión, John August (Big Fish) y CarolineThompson (Eduardo Manostijeras) junto con Pamela Pettler; la música y las canciones de Danny Elfman; diseño de producción de Alex McDowell (Charlie y la fábrica de chocolate…); voces de su actor fetiche Johnny Depp y su esposa Helena Bonham Carter, a los que hay que sumar Albert Finney (Big Fish), Christopher Lee (Charlie…), Deep Roy (multiplicado oompa loompa de Charlie…), etc… Como curiosidad destacar el diseño de personajes de un catalán, Carlos Grangel (junto con los bocetos del propio Burton), que realiza un trabajo excelente. En esta ocasión y a diferencia de Pesadilla…, Tim Burton ha querido figurar como co-director junto con Mike Johnson (animador ya presente en Pesadilla…) quien se encargaba de llevar adelante el trabajo importante, mientras que Burton supervisaba el trabajo que se iba realizando, al tiempo que rodaba Charlie…

La novia cadáver Las comparaciones con Pesadilla antes de Navidad son inevitables y aunque es cierto que no llega al nivel de perfección y de maravilla de la anterior, con La novia cadáver nos encontramos frente a otra genial muestra de animación deliciosamente gótica, lóbrega y oscura. Lo primero que llama la atención durante el visionado es el excelente diseño tanto de decorados como de personajes, donde hasta el último detalle está cuidado al máximo (siempre dentro de ese estilo entre macabro y terrorífico tan inofensivo). A continuación el guión, apoyado por las canciones (aquí sólo cuatro frente a las 10 u 11 de Pesadilla…) de Danny Elfman que, como debe ser en un buen musical, ayudan a narrar la historia; y con unos diálogos repletos de chistes sobre la muerte y los muertos. Es de destacar la excelente animación, se nota perfeccionada desde Pesadilla…, más fluida y donde la cámara se mueve con una patente mayor soltura…

El, llamémosle, “espíritu” Burton está presente desde el comienzo y no sólo por toda esa ambientación gótica que hemos comentado. Queda muy claro al ver la película de parte de qué personajes se sitúa Tim Burton. El mundo de los muertos es un lugar alegre, lleno de colores y de música (así, por ejemplo, el local donde se nos canta la canción sobre la historia de la novia), lleno de personajes entrañables y simpáticos; frente al mundo de los vivos donde, a excepción de Victor y Victoria, todos resultan bastante desagrables, un grupo de personas grises, desconfiadas, ariscas, movidas únicamente por los intereses monetarios, esto último no sólo característica del villano de la función sino también de los padres de los dos contrayentes (de ahí la boda concertada) Es de destacar también cómo, al igual que ocurría en Pesadilla…, Tim Burton consigue hacer entrañables personajes en realidad terroríficos: el camarero que es sólo una cabeza transportada por escarabajos, la novia a la que se le cae el ojo y lleva tras él un gusano que le habla, el personaje que se divide en dos… Todos ellos, antes que despertar terror, provocan ciertamente simpatía.

La novia cadáver Sin duda, el verdadero personaje central de la historia es el del que da título a la película, en realidad un personaje trágico, la novia asesinada por su prometido al poco de casarse y que busca desesperadamente alguien con quien compartir afecto, pero que halla en Victor una relación imposible al tratarse ambos de mundos diferentes. Aunque el final de la novia pretende ser alegre y bello, no puede evitar dejar un poso de tristeza ante la suerte por ésta sufrida.

Como resumen, se puede concluir que La novia cadáver es una excelente película, divertida, simpática, entretenida, triste otras veces, con grandes momentos (las interpretaciones a piano, la aparición casi terrorífica de la novia, la irrupción de los muertos en el mundo de los vivos), una interminable galería de personajes (del lado de los vivos: las dos parejas de padres, el cura, el villano, el mayordomo, la criada; del lado de los muertos: el viejo y esquelético sabio, el gusano, especie de Pepito Grillo, tras el ojo de la novia, la viuda negra, el perro de Victor, la gente del local…), excelente y delicada música de Danny Elfman, quien también compone las estupendas canciones (y canta en una de ellas) y, claro está, perfecta animación.
Calificación:estrellaestrellaestrellaestrella