Tim Burton's Town

La web más veterana sobre Tim Burton en español

Cortos

Cortos primerizos de Tim Burton

The island of Dr. Agor: rodado por Tim Burton con sólo 13 años y que, según lo poco que se sabe de este corto, parece inspirado por La isla del Dr. Moreau, con un científico que experimenta con animales que finalmente se rebelan contra su creador.

Stalk of the celery monster: trabajo de animación de Burton durante su etapa de aprendizaje en el Cal Arts (Instituto de Artes de California, una escuela en Valencia, California, fundada por los estudios Disney, en un programa que éstos habían creado el año anterior para la preparación de futuros animadores) y que le sirvió para ser seleccionado para entrar en los estudios Disney. La historia iba sobre un mad doctor, sus experimentos y un monstruo.

Doctor of DoomLuau: realizados por Tim Burton junto con Jerry Rees, cuando ya estaba trabajando en Disney, a principios de los 80, con el propio Burton interviniendo como actor y de los que poco se sabe también. El primero de ellos parece versar (de nuevo) sobre el típico mad doctor e influencias del Frankenstein de la Universal y el segundo en cambio parece tener un tema playero y surfero con jóvenes y diversas peripecias que, en principio, no parecen muy cercanas al universo de Tim Burton.

Vincent (1982)

Imagen de Vincent

Vincent es un corto de 5 minutos en blanco y negro y rodado mediante la técnica del stop-motion. Cuenta la historia de un niño, Vincent Malloy, que de mayor quiere ser como Vincent Price, convertirse en un héroe atormentado y vivir en mundos de inspiración expresionista.
El corto es todo un homenaje de Tim Burton hacia su actor predilecto (quien de hecho hace de narrador de la historia) y tiene bastante de autobiográfico, constituyendo el niño Vincent un alter ego del director. Aquí ya se pueden adivinar bastantes de las futuras características del cine de Burton: lo gótico, lo siniestro mezclado con lo infantil, la admiración hacia Vincent Price…
El origen del corto estaba en un proyecto que Burton tenía junto con su entoncessocio Rick Heinrichs titulado Trick or treat acerca de Halloween. Diversos problemas hicieron que este corto nunca pudiera llevarse a cabo, aunque si quellamó la atención del vicepresidente de Disney, Tom Wilhite, quien les dio cartablanca para que practicaran en un estilo, el stop-motion, raramente usado en la compañia.
Rodado durante la etapa de Burton en Disney, su tono siniestro supuso todo un contraste con el estilo imperante de la compañía. Es por eso que su difusión ha sido muy limitada: en su día se distribuyó previamente a la película Tex, de 1982 y posteriormente, junto con Frankenweenie, a Pesadilla antes de Navidad. En la actualidad se puede encontrar en el DVD especial de coleccionistas de esta última película.

Hansel y Gretel (1982)
Este es probablemente el proyecto más extravagante de Tim Burton: una adaptación del cuento de los hermanos Grimm ¡rodado con actores japoneses! Esta particular versión fue realizada con vistas a ser proyectada por el Disney Channel y el equipo formado por Burton y Heinrichs mezclaron a actores japoneses no profesionales con su querida animación por stop-motion. En esta rareza (que yo no he podido ver y al parecer no mucha gente lo ha hecho) se mezclan trajes kabuki con escenas de karate, con lo que el resultado debió ser de lo más peculiar. El mediometraje (pues duraba 45 minutos) y del cual Burton no parecía haber quedado muy contento, se emitió una noche de Halloween y aparentemente se le ha perdido la vista desde entonces.

Frankenweenie (1984)

Frankenweenie

Frankenweenie, más que un cortometraje, se puede considerar un mediometraje, pues su duración alcanza la media hora. Cuenta la historia de un niño, Victor (Barrett Oliver) que resucita a su perro Sparky, muerto en un accidente, usando la electricidad al estilo de la película Frankenstein. Al igual que en esta película también, la criatura resucitada es rechazada por la gente del lugar hasta llegar a un final en que intentarán acabar con él.
Frankenweenie supone un obvio homenaje de Burton hacia Frankenstein, el clásico de 1931 protagonizado por Boris Karloff (al igual que en el futuro lo sería Eduardo Manostijeras). El blanco y negro, el experimento de resurrección, el incendio del molino (en este caso de mini-golf) el look de la perrita a lo Elsa Lanchester en La novia de Frankenstein… aunque todo ello envuelto en un tono más tierno.
Al igual que sucedió con los cortos anteriores de Burton, este también cayó en el olvido. Destinado a proyectarse antes de la reposición de Pinocho, su tono oscuro echaba para atrás a bastantes niños, con lo que terminó siendo retirado de los cines. Y eso a pesar de contar con actores relativamente famosos como Shelley Duvall o Daniel Stern. Afortunadamente, fue repuesto con el estreno de Pesadilla antes de Navidad y se puede encontrar en el DVD especial de esta película.

Aladino y la lámpara maravillosa (1985)
Shelley Duvall, actriz en Frankenweenie, le encargó a Burton la dirección de uno de los capítulos de su serie, “Fairie tale theatre” basada en cuentos populares. La historia asignada fue Aladino y la lámpara maravillosa y estuvo protagonizada por Robert Carradine, junto con Leonard Nimoy (Mr. Spock) y James Earl Jones.
Pese a tratarse de un encargo, se pueden percibir detalles “Burton” como una cueva de estilo muy expresionista o una serie de monstruos azules que se convierten en arañas o dragones, luego muy típicos de la filmografía del director. Pese a todo, Burton no debió quedar del todo satisfecho por la rapidez que exige el rodaje televisivo y por tratarse de material ajeno a él.

Alfred Hitchcock presents: The jar (1985)
Al poco de acabar el rodaje de La gran aventura de Pee-Wee, Burton fue contratado para filmar un episodio de la mítica serie de Alfred Hitchcock en una nueva tanda a color que iba a realizar la NBC. A Burton le tocó llevar a cabo un remake de El tarro, basado en una historia de Ray Bradbury y dirigida en su día por James Bridges. La historia trata acerca de un pintor (Griffin Dunne) que adquiere un extraño tarro lleno de una sustancia amorfa que despierta el interés en sus clientes, quienes, al no poder comprar este tarro, se inclinan por comprar sus otras obras.
Aunque (según las fuentes consultadas, pues no he podido visionar el episodio), no deja de ser más que un simpático capítulo de la famosa serie creada por el mago del suspense, en la que, pese a todo, Burton metió algunos detalles propios como la música de Danny Elfman o las pinturas del artista, repletas de colores chillones, muy en la línea burtoniana.

Amazing Stories: Family Dog (1986)
En este caso, Burton no dirigió ningún capítulo, para la serie creada por Steven Spielberg. Tan sólo se limitó a colaborar con su antiguo colega de Disney, Brad Bird, para el diseño de personajes en un capítulo animado de esta serie. La historia consistía en el retrato de una familia vista desde los ojos de la mascota familiar, un perro (curiosamente de la misma raza que el de Frankenweenie) Como curiosidad también que la música corrió a cargo de Danny Elfman.